Vigo en tres días

Del Vigo urbano a la ría

Pasar un puente en Vigo te permitirá sumergirte con tranquilidad en las calles, la historia y los paisajes que ofrecen la ciudad y su ría, alternando turismo urbano y de naturaleza sin apenas desplazamientos.

DÍA 1: Empieza tu estancia visitando nuestros orígenes, el poblado castreño de la Edad de Bronce que se sitúa a los pies del Monte de O Castro. Aprovecha para recorrer este hermoso parque, en cuya cima está uno de los miradores más espectaculares de Vigo, y después baja hacia la zona histórica de la ciudad para hacer una parada en Salinae, unas antiguas salinas romanas. Aprovecha el resto del día en el centro: puedes organizar una tarde de museos en la milla de oro cultural de la ciudad, que incluye el museo MARCO, el Centro Cultural Novacaixagalicia, la Fundación Barrié, la Casa das Artes… O puedes zambullirte en las callejuelas llenas de vida del barrio histórico, visitar sus tiendas de artesanía, comer en alguno de sus restaurantes o probar nuestras ostras en la Calle de las Ostras. Si aún no has agotado las horas de tu primer día en Vigo, te invitamos a sentarte en una terraza de La Alameda o de la calle Montero Ríos para despedirlo.

DÍA 2: Para el segundo día de visita te proponemos dejar el centro para conocer nuestros barrios. Empieza por Alcabre, en la zona costera, parando en el Museo do Mar de camino a las playas de Samil o Vao. Si eres de los que disfruta al sol como un lagarto, nuestra propuesta termina aquí: disfruta del día en una de estas dos playas y remátalo cenando en algún restaurante de Canido, donde degustarás los mejores productos de nuestra ría a buen precio. Si la playa no es lo tuyo, no dejes la zona costera: tienes un yacimiento arqueológico en plena playa, la Villa Romana de Toralla, y a tiro de piedra al menos dos parques forestales: Coruxo y Saiáns, donde podrás practicar senderismo, ciclismo e incluso organizar un picnic para tu familia: tienes barbacoas, mesas y fuentes a tu disposición. Escojas el plan que escojas, también tienes la opción de despedir el día en el emblemático barrio marinero de Bouzas, donde tras recorrer sus empedradas callejuelas o su Paseo Marítimo podrás cenar en cualquiera de sus decenas de fantásticos restaurantes.

DÍA 3: Y para terminar tu estancia en Vigo tienes que adentrarte en nuestra ría: es una experiencia que pocas ciudades te ofrecen, no la desperdicies. Coge un barco a Cíes en la Estación Marítima de Ría y pasa una jornada inolvidable en este Parque Nacional Marítimo-Terrestre. Playas paradisiacas, como Rodas, rutas de senderismo, restaurante, camping… en Cíes encontrarás propuestas de todo tipo para pasar un día en plena naturaleza.

Si no has venido en verano o semana santa no podrás ir a Cíes, pero sí disfrutar de nuestra ría paseando por el Muelle de Trasatlánticos y los jardines de As Avenidas en dirección al monte de A Guía, desde el que se contemplan unas inmejorables vistas de toda la ría.

Pistas y recomendaciones: 

Podrás solicitar toda la información que necesites de exposiciones, horarios de barcos, precios de entradas, etc., llamando, cuando ya estés en Vigo, al número gratuito de información local 010. 

Galería de Imágenes: 
Turismo de Vigo
Turismo de Vigo
Turismo de Vigo
Turismo de Vigo