Desde Madrid

El viaje a Vigo desde Madrid por carretera es una de esas experiencias que te hará entender por qué Galicia es un sitio distinto: en cuanto cruces el túnel de O Padornelo entrarás en un planeta diferente, verde a rabiar, tras horas atravesando las largas planicies castellanas. El viaje a Vigo se hace por las autovías A-6 y A-52 y dura unas seis horas. Si prefieres venir en tren o en bus, podrás centrarte en el paisaje y, una vez en Vigo, tienes la opción de alquilar un coche para moverte por la ciudad.